Artículo
Nigel Salm · Feb 4 Lectura de 3 min

Interoperabilidad con IRIS y robótica para farmacias

Me permito adjuntar un documento que describe un producto que he desarrollado llamado NiPaRobotica Pharmacy. Se trata de una interfaz que desarrollé, que acepta solicitudes para dispensar a farmacias y convierte las líneas de pedido en diálogos de dispensación que se envían a los robots de las farmacias. Implementé la interfaz en 3 farmacias de hospitales, dos de las cuales tenían 6 robots que se organizaron de tal manera que las rampas de dispensación canalizaban los medicamentos hasta los mostradores de los farmacéuticos que atendían en las ventanillas a 1 200 pacientes al día. Los robots disminuyeron el tiempo promedio de espera de 2 a 1 hora.

Después, implementé la interfaz en 6 sitios construidos específicamente en lugares cercanos a las viviendas de los pacientes con enfermedades crónicas como tuberculosis, VIH, diabetes, epilepsia, hipertensión y asma. El propósito de este proyecto fue "Llevar los medicamentos al paciente". Estos sitios cuentan con 6 Unidades de Dispensación Farmacéutica (PDU) similares a los cajeros automáticos, que disponen de una interfaz que permite al paciente comunicarse con un centro de asistencia telefónica farmacéutica. En el interior de cada PDU hay un gran robot que contiene varios miles de medicamentos. Mi aplicación envía una instrucción de dispensación al robot, que dispensa el artículo en una banda transportadora que lleva el medicamento hasta situarlo debajo de una impresora. A la impresora llega el contenido de una etiqueta farmacéutica con el nombre del paciente, las instrucciones de administración y otras notas. La impresora coloca y pega la etiqueta al envase del medicamento. El artículo se desplaza un poco más y una esponja presiona la etiqueta para fijarla con mayor firmeza al envase. La banda transportadora pasa el artículo a un contenedor de la PDU y, una vez que se suministran todos los artículos, el paciente puede abrir una ventanilla de la PDU y recoger los artículos. Lo más importante de este proyecto es que eliminó la necesidad de que los pacientes tengan que faltar al trabajo, recorrer largas distancias hasta la clínica donde se hace el seguimiento de su estado de salud, recoger sus medicamentos y volver a casa. Ubicar estos sitios en los vecindarios donde viven los pacientes permite que puedan acudir a cualquiera de estos sitios y recoger sus medicamentos en el camino hacia o de vuelta del trabajo. 

Desde el final de la época victoriana se han producido muy pocos cambios en el mundo de las farmacias. Los ingredientes ahora son más especializados y, en muchos casos, permiten salvar vidas. La penicilina, las vacunas, los analgésicos, las terapias contra el cáncer y las inmunoterapias han modificado nuestra capacidad de tratar enfermedades que históricamente habrían sido letales para los pacientes. Sin embargo, el proceso de dispensación de esos medicamentos ha permanecido estancado en las profundidades de las farmacias de los hospitales o de las farmacias de barrio que venden más cachivaches que medicamentos. La aplicación puede hacer mucho más que transferir las solicitudes de dispensación desde la aplicación farmacéutica a los robots, y estas funciones se detallan en el documento. La aplicación ha sido modificada para admitir los mensajes FHIR relacionados con el inventario, las solicitudes y respuestas sobre medicamentos y los certificados de los mismos. El documento viene en formato PDF.

0
0 47
Debate (0)3
Inicie sesión o regístrese para continuar